Concentrador de Oxigeno

Concentrador de Oxigeno

En la vida de aquellos pacientes que suelen padecer de enfermedades respiratorias es indispensable el uso de instrumentos médicos especializados para poder mantener un buen nivel de estabilidad en su estado de salud y procurar su bienestar.

En este mismo sentido, hablamos de un artefacto bastante particular y muy resaltante en el campo de la medicina, así como útil en el tratamiento de aquellos sujetos con dificultades respiratorias.

Así pues, este instrumento médico le proporciona al paciente la cantidad de oxigeno que necesita para poder mantener su estado de salud y ejecutar las tareas necesarias en su día a día reduciendo significativamente sus limitaciones físicas por la afección.

Concentrador de Oxigeno: ¿Qué es y para qué sirve?

Estos instrumentos les permiten a pacientes con enfermedades respiratorias poder llevar una vida medianamente normal en todo el periodo de tratamiento ya que les facilita la respiración. También tienen aplicaciones industriales aunque se utilicen principalmente en el área de la medicina.

¿Qué es?

Es un equipo elemental de la medicina moderna que ayuda a facilitar terapias de oxígeno a quien lo use, mediante la administración de este elemento con un suministro continuo o dosificado según las necesidades del paciente; siendo mucho más puro que el oxígeno que se encuentra en el aire.

Se trata de un particular dispositivo electrónico que utiliza la tecnología “tamiz” la cual consiste en recoger el oxígeno del entorno para ser suministrado de forma más pura al paciente que lo necesite.

Tipos de concentradores de oxigeno

Estos equipos médicos engloban dos grandes tipos de productos, los cuales son convenientes para cada paciente dependiendo de sus necesidades y exigencias. Entre estos podemos encontrar:

  • Concentradores de oxigeno estacionarios: Este tipo de concentradores suelen ser de mayor tamaño y por ende más peso, a pesar de ello proporcionan un flujo de oxigeno adecuado a las necesidades del sujeto, suministrando de forma continua sin tener que preocuparse por rellenarlo.
  • Concentradores de oxigeno portátiles: Estos son muy convenientes como suplemento de oxigeno ya que no solo tienen una gama alta de unidades, sino por lo prácticos que son por su tamaño y forma fácil de transportarlos.
  • Concentradores de oxígeno en lata: Su suministro de oxígeno suele ser menor, sin embargo, puede ser útil siempre y cuando se use en momentos específicos y muy necesarios ya que su plazo de duración no es amplio.

Beneficios de los convertidores de Oxigeno

Gracias a la naturaleza de este artefacto y lo indispensable que se vuelve en la vida de quienes sufren enfermedades respiratorias, este producto tiene un gran impacto por los beneficios que proporciona que genera en la vida de cada paciente, como:

  • Peso: La mayoría de los convertidores no suelen tener mayor peso por lo que fácilmente puede ser transportado de un lugar a otro.
  • Recargas: Gracias a la tecnología que utilizan tomando el oxígeno del entorno, no necesita preocuparse por recargas ya que el oxígeno no se agota.
  • Usos: A pesar de que se utilizan generalmente para los pacientes con problemas respiratorios puede ser usado por otro público, como deportistas.
  • Tipos: En el mercado existen cantidades de modelos y marcas específicas de las cuales se puede escoger según lo que necesite, adaptándose a lo que exija.
  • Salud: Su bienestar se verá significativamente mejorado gracias a las oxigenoterapias que proporciona continuamente este tipo de artefactos.

¿Cómo reparar un concentrador de oxigeno?

Existen varias causas por las cuales un concentrador de oxigeno puede dejar de funcionar de la forma habitual, es por ello que para que ejecute su tarea correctamente debes conocer la razón por la cual ha dejado de servir, bien sea por poco flujo de oxígeno, fugas o torceduras en el tubo de oxigeno u obstrucciones.

En este mismo sentido, proporcionamos soluciones a las causas correspondientes de su mal funcionamiento, de esta manera, lo primero que se debe hacer es asegurarse de que el flujo de oxigeno sea adecuado, de no ser así cambie las tuberías que tengan fugas o torceduras y límpielas regularmente para una mayor duración de las mismas.

Marcas más conocidas de concentradores de oxigeno

Escoger el mejor concentrador de oxigeno es determinante para la calidad del tratamiento y rendimiento del paciente, es por ello que recopilamos una lista de las más reconocidas del mercado:

  • Concentradores de oxigeno Devilbiss: Es líder internacional en cuanto a artefactos médicos respiratorios para pacientes con estas dificultades, por lo que están especializados para proveer un tratamiento profesional con sus productos.
  • Concentradores de oxigeno Philips: La marca brinda comodidad y versatilidad en diversas áreas, su uso se da en hospitales y domicilios, por lo que ayuda a seguir correctamente con el tratamiento en casa y con menos visitas hospitalarias.
  • Concentradores de oxigeno Yuwell: Esta empresa de primera mano provee artefactos para la salud por lo que se enfocan en una buena gestión de la misma en sus clientes proporcionando productos de rendimiento profesional.
  • Concentradores de oxigeno EverFlo: Sus modelos además de cómodos son silenciosos y de gran rendimiento por la capacidad que tienen en cuanto al flujo de oxígeno e igualmente son fáciles de usar.

Nuestras conclusiones sobre los concentradores de oxigeno

Ciertamente juegan un papel fundamental en la salud de aquellos que requieren de este producto, ayuda claramente a respirar más fácilmente y a su vez mantener un tratamiento médico controlado para tratar enfermedades respiratorias severas.

En el resalta la flexibilidad que tienen, si bien su enfoque principal es la medicina, pueden ser utilizados en otros contextos y por otro tipo de público, como es el caso de los atletas o deportistas olímpicos, ampliando el campo en los que pueden ser utilizados.

Finalmente, estos artefactos suponen un avance en cuanto a los tratamientos médicos de estas afecciones por la cantidad de beneficios que proporcionan, por ejemplo, el hecho de que puedan ser utilizados en casa para seguir con una intervención a largo plazo y reducir las visitas constantes a los hospitales.