¿Cómo entender la Anestesia?

¿Cómo entender la Anestesia?

Es normal que a la hora de someternos a una intervención sintamos gran ansiedad, sobre todo por la incertidumbre de si será o no doloroso, en la actualidad, esa no es una mayor preocupación debido a los avances en la ciencia médica.

Esta sustancia química en particular ha facilitado de gran manera el desarrollo de la medicina, permitiendo desaparecer el dolor y realizar una intervención sin sensaciones desagradables.

La anestesia permite eliminar el posible dolor que puede sentir el paciente durante el procedimiento y también la conciencia del dolor, siendo de uso indispensable tanto en procesos grandes como pequeños.

¿Qué es y para qué sirve la Anestesia?

Esta sustancia química es de gran relevancia para la ciencia de la salud ya que ha permitido una serie de avances importantes a lo largo de su historia, por ejemplo, como es el caso de la cirugía la cual antiguamente se realizaba con el paciente totalmente consciente, por lo que eran dolorosas.

De esta manera, resaltamos también su función, ya que sirve para realizar intervenciones de muchos tipos de la forma menos traumática posible para el paciente, haciendo la experiencia más grata y preservando su integridad física.

¿Qué es?

La anestesia es una sustancia química que le permite al médico proceder con la intervención ya que ayuda a eliminar la sensibilidad de una zona específica del cuerpo o en su totalidad, evitándole el dolor al paciente.

También evita la conciencia del dolor ya que en muchos casos se puede llegar a dormir totalmente al paciente para realizar el proceso de cirugía.

Tipos de Anestesia

Esta sustancia puede ser utilizada en múltiples modos a pesar de tener un mismo fin, ya que su efecto en el cuerpo puede variar dependiendo del tipo de anestesia con lo cual se trabaje, entre los cuales se encuentran:

Anestesia General

Es uno de los tipos más utilizados, sobre todo en intervenciones quirúrgicas más grandes y complicadas, ya que la anestesia general tiene la finalidad de dormir al paciente por medio de la administración intravenosa o inhalación de gases o vapores, quedando inconsciente y no solo busca dormir una parte del cuerpo en particular.

Anestesia Local

En los procedimientos pequeños y de menor complejidad se usa la anestesia local, la cual se aplica en una zona pequeña del cuerpo permitiéndole a la persona estar sedada o despierta, siendo ideal para intervenciones cortas ya que su duración es reducida.

Anestesia Regional

Este tipo de anestesia se usa para desensibilizar un área más grande del cuerpo, como podría ser de la cintura hasta abajo, ya que se administra en un grupo específico de nervios corporales para lograr este fin.

Esta se usa para que el paciente se sienta cómodo durante el proceso, por ejemplo, en las mujeres que se realizan una cesárea; la anestesia regional les elimina cualquier sensación, pero pueden seguir despiertas.

Anestesia Tópica

La anestesia tópica está muy relacionada con el uso de las agujas ya que reducen el dolor de la inyección, sin embargo, actúan únicamente sobre la piel ya que este tipo de anestesia es incapaz de atravesarla por lo que su efecto es superficial.

Anestesia Dental

La anestesia dental busca eliminar completamente la sensibilidad en la boca para poder realizar el procedimiento de forma cómoda para el odontólogo y el paciente; igualmente puede ser tópica, en gel o crema e incluso general, sedando al paciente por completo.

Beneficios de la Anestesia

Todo procedimiento que se use antes una operación es de utilidad, la anestesia en conjunto con otros medicamentos puede provocar grandes beneficios las cuales son:

  • Sedación: Ayuda a que el paciente se mantenga dormido el tiempo suficiente para que el medico pueda trabajar correctamente.
  • Dolor: Minimiza el dolor y la incomodidad luego de la intervención y durante el proceso.
  • Relajación: Permite reposar todos los músculos del cuerpo, lo cual ayuda a mantenerse quieto y no moverse para evitar dolor.
  • Consciencia: La anestesia ayuda a eliminar o bloquear cualquier recuerdo de la intervención ya que puede dormir completamente al paciente.

Efecto de la Anestesia

Esta sustancia tiene el mismo efecto en todos los pacientes a los que se les aplica, aunque existen factores que intervienen como lo es el peso, la altura, la edad, lo cual determinara el tipo de anestesia y la cantidad a utilizar.

En niños

La anestesia pediátrica suele no ser tan invasiva ya que va dirigida a pacientes de corta edad, esto no quiere decir que no dure o no sea eficaz, solo es más suave, aunque en algunos casos puede generar náuseas y vómitos posterior a su administración.

En Adolescentes

Es muy común que se administre la anestesia con la finalidad de poder inmovilizarlos si al adolescente le cuesta seguir instrucciones o mantenerse quieto. Puede causar efectos secundarios como dolor de garganta.

En Adultos

Esta es la etapa donde su administración es menos riesgosa, debido a que en un adulto está en plena condición física, no obstante, puede tener complicaciones o efectos adversos como problemas respiratorios o cardiovasculares si tienen antecedentes de este tipo.

En Adultos Mayores

En el caso de los adultos mayores siempre se debe tener especial cuidado ya que una administración incorrecta o como en cualquier otro caso, una dosis inadecuada para la edad del sujeto podría causar complicaciones de ventilación e incluso la muerte.

Nuestras Conclusiones

Finalmente, podemos resaltar la importancia que tiene la anestesia en el área de la salud por la amplia aplicación que tiene en las ciencias que esta engloba, ayudando no solo al paciente durante la intervención, sino también al tratante ya que le permite trabajar de forma precisa y cómoda.

Igualmente, esta sustancia ha permitido avances en las múltiples técnicas de abordaje médico, como lo es la cirugía general y maxilofacial, teniendo un papel destacado en la historia de la ciencia.

En última instancia recordamos que su uso se debe dar bajo la administración de profesionales capacitados para esta tarea, si bien la anestesia aporta beneficios, puede ser perjudicial en las manos incorrectas por lo que es preciso que su utilización sea de un profesional para evitar cualquier complicación.